Formación de lectores y escritores autónomos




Estudiantes lectores y escritores


La formación de lectores y escritores se inicia desde el vientre materno. La lectura de la voz de los padres, sus actitudes, caricias y afectividad en general son leídas por los bebes, por ello reaccionan con movimientos antes este estos estímulos de los adultos. Por ello es recomendable leerles a los niños desde antes de nacer y exponerlos a escuchar melodías clásicas, narrarles cuentos, rimas y demás composiciones de la tradición oral. 

Concepción de estudiante

Maestros lectores y escritores

El ejemplo lector de los maestros  a sus estudiantes  debe ser potente, por ello quienes comparten con sus niños o adolescentes sus preferencias lectoras son los únicos que logran formarlos  en el placer de leer. Ello se logra cuando los niños ven leyendo a sus maestros, escuchan comentarios sobre algo que les interesó mucho y lo cuentan con pasión, les recomiendan lecturas breves sobre temas de actualidad, utilizan periódicos, revistas o paginas web  como recursos para enseñar temas de diferentes asignaturas. 



los nuevos formatos para leer y escribir


La lectura y la escritura no está centrada exclusivamente en la palabra. Se lee y escribe con imágenes, gestos, señas, fotos, videos, ritmos musicales, sabores, olores y también en lenguaje digital. La naturaleza misma es un tablero que nos expresa mensajes, igual que las pantallas de teléfonos celulares, televisores, computadores y tablets.  De igual forma leemos y escribimos con nuestras actitudes y miradas, por ello al escuchar un mensaje en palabras podemos encontrar incoherencia con la intensión de quien lo emite. 

acceso a bibliotecas 


Los libros están tristes si se la pasan todo el tiempo quietos, parados en los estantes o vitrinas de las bibliotecas públicas, bibliotecas escolares o familiares, como un adorno más. Están como muertos, pero viven y se alegran cuando un lector los abre y da vida a las historias y proyectos que tienen en sus páginas.  Frecuentar la biblioteca es un indicador de comportamiento lector autónomo. Hacer uso de los servicios de préstamo es la alternativa para promover el gusto por la lectura y la escritura. Por ello es recomendable que cada semana se utilice al menos dos horas para llevar a los estudiantes a la biblioteca y promover la lectura libre de textos. 

ejemplo lector de la familia 


Contar historias atrapa a los niños, jóvenes y adultos. Utilizar los libros para compartir historias es la mejor estrategia que pueden utilizar los padres para promover la pasión por la  lectura y la escritura. 

Lo contrario es utilizar la "cantaleta" de ordenar leer y escribir, ello no genera lectores  ni escritores, todo lo contrario, promueve el desamor por esta actividad. 

Los padres deben leer a sus hijos en todas las etapas de su desarrollo y desde el vientre materno. Es la mejor forma de sembrar futuro a sus descendientes y dejarles la mejor herencia.